Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina
Especialista en Medicina Interna
Experto en Miopatía Mitocondrial del Adulto
Fibromialgía y Síndrome de Fatiga crónica
BLOG

Enfermedades Mitocondriales

DIFICULTADES Y SUFRIMIENTOS DE LOS PACIENTES JÓVENES Y ADULTOS CON MIOPATIA MITOCONDRIAL.

Sería conveniente que al hablar de enfermos con Miopatía Mitocondrial y de sus familiares se expusieran también las dificultades  y sufrimientos con los que se encuentran jóvenes y adultos que padecen esta enfermedad. Son muchos y entre ellas destacaría las siguientes:

  1. Tardanza en el diagnóstico por desconocimiento de los médicos y especialistas de la existencia de esta enfermedad a estas edades; por término medio pueden ser vistos por unos 10 especialistas y al final los diagnostican en muchísimas ocasiones de fibromialgia o síndrome d fatiga crónica con la consecuente frustración, pues no existen tratamiento eficaces para estas enfe Más aun lo que subyace en una Miopatia mitocondrial. Como refiero en mi reciente publicación "Mitochondrial myopathy in follow up a patient with chronic fatigue syndrome" Fernando Galán, Isabel de Lavera, David Cotán, José A. Sánchez-Alcázar. Journal of Investigative Medicine High Impact Case Reports. July-September 2015: 1–5.
  2. Dificultades en los Centros y Hospitales del Sistema Nacional de Salud - Seguridad Social para ser diagnosticados y posteriormente tratados de los síntomas que pueden mejorar su calidad de vida. Pues muchas de las medicinas para aliviar y mejorar sus síntomas no las cubre actualmente la Sanidad Pública (lágrimas artificiales, saliva artificial, suero fisiológico, humidificador de vapor). Otras necesitan visado que no les es fácil de obtener (L-carnitina, Riboflavina (fórmula magistral), Coenzima Q10)
  3. Y por supuesto el seguimiento de estos pacientes. Pues es una enfermedad crónica, con variación en muchos de los síntomas y signos que padecen, pudiéndose modificar los que tienen y aparecer otros nuevos. Por ello quien debe atenderlos son los especialistas en Medicina Interna.
  4. También muchas veces son etiquetados de enfermos FUNCIONALES y le dicen con toda crueldad y desconocimiento "que todos sus síntomas no son reales y sólo están en su cabeza" enviándolos al Psiquiatra.
  5. ¿Qué decir cuando después de tanta incomprensión, dejación y desconocimiento de esta enfermedad por parte de la Sanidad Publica, acuden a un experto en la medicina privada y hace el diagnóstico correcto mediante biopsia, estudio cadenas respiratorias de la mitocondria y si fuera necesario estudio genético?. A veces los médicos y especialistas de la Seguridad Social de cualquier Autonomía, se atreven a ponerlo en duda a pesar de lo correcto del diagnóstico, muchas veces por desconocimiento y otras por un falso prurito. No poniéndole tratamiento, y no ayudando a la posible incapacidad - en muchos casos absoluta y con dependencia - frustrando hasta grado incalculable a estos pacientes que ha tenido que buscar asistencia privada.

Como botones de muestra están dos vídeos recientes de SILVIA y de NEREA que están colgados en AEPMI. Deberían ser vistos y difundidos más aun de lo que ya están. Pero lo principal es la absoluta realidad de lo que exponen así como el verdadero drama vivido. QUE NO VUELVA A SUCEDER TAN GRAN SUFRIMIENTO por todo lo anteriormente comentado.

Prof. Dr. Fernando Galan

14-10-2015

La investigación sobre la fatiga crónica ha evolucionado mucho en los últimos 15 años. Ahora, uno de los principales retos en este campo consiste en identificar biomarcadores que permitan mejorar su diagnóstico y diseñar mejores estrategias terapéuticas, según ha explicado a Diario Médico Jesús Castro, coordinador del Laboratorio de Fatiga Crónica del Valle de Hebrón Instituto de Investigación (VHIR) y uno de los representantes españoles de la primera red europea de investigación sobre fatiga crónica y encefalomielitis miálgica., junto con José Alegre, del VHIR, y Julià Blanco, del IrsiCaixa.

Este proyecto, denominado Euromene, es una acción del programa de Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología y está financiado por el programa europeo Horizonte 2020. Cuenta con la participación de centros de 8 países y su principal objetivo es afrontar los retos en la investigación "derivados del desconocimiento de su etiología, la variabilidad clínica, la falta de biomarcadores diagnósticos y las limitadas opciones de tratamiento disponibles para los pacientes".

Función mitocondrial, en la mira

Según los últimos datos que constan en la literatura científica, existen indicios de que la disfunción de la mitocondria de las células podría reflejar los síntomas más frecuentes de la fatiga crónica. Los estudios se han realizado hasta ahora en células de la sangre, pero se piensa que las alteraciones mitocondriales en el tejido muscular, el corazón y el cerebro podrían reflejar las manifestaciones clínicas de los pacientes, como la fatiga muscular, las alteraciones en la función cardiaca y la pérdida de memoria

Fuente: Diario Medico 15-2-2016

A esto ya hice referencia a mi artículo Mitochondrial Myopathy in Follow-up of a Patient With Chronic Fatigue Syndrome. Journal of Investigative Medicine High Impact Case Reports July-September 2015: 1– 5), el caso de un paciente de 30 años diagnosticado inicialmente de Síndrome de Fatiga Crónica y que tras varios años de seguimiento, fue diagnosticado de Miopatía mitocondrial por deficiencia de los complejos I y IV, con evidencia de herencia materna, mejorando toda la familia al ser tratada con tiamina y riboflavina.. Llamando la atención de que los síntomas iniciales de la enfermedad mitocondrial en los adultos pueden confundirse fácilmente con Síndrome de Fatiga Crónica.

Prof. Dr. Fernando Galan

 

Visitas: 4804

DOLOR, REPRESENTACIÓN Y MEDICINA EN PACIENTES CON FIBROMIALGIA

 

PROGRAMA DE FEBRERO DE 2016

Jueves 18

12:00 horas

Fibromialgia y mitocondrias

Fernando Galán Galán

 

Médico Internista, Profesor titular. Facultad de Medicina, Universidad de Sevilla

Lugar:

Aula F 5

Calle José Camilo Cela s/n

 

Facultad de Filosofía

https://docfilus.wordpress.com/

 

Visitas: 3920

La Federación Española de Enfermedades Raras (Feder) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) van a establecer un grupo de trabajo conjunto para coordinar la llegada de información sobre medicamentos y ensayos clínicos a los pacientes.

 

Es una buena iniciativa.

Pero lo que necesitan los pacientes, por ejemplo que padecen Miopatía mitocondrial del adulto, es que se le proporcionen los tratamiento y/o complementos de un modo gratuito y eficaz, sin tanta burocracia.

Lagrimas arificiales, saliva artificial, CoQ10 en vehículo aceitoso para que se absorba mejor, riboflavina en fórmula magistral.

Así como, sillas de rueda o Scooters eléctricas para discapacitados cuyo valor oscila entre 980 y 1300€, que mejore su calidad de vida y le proporcione cierta independencia.

Prof. Dr. Fernando Galan

Visitas: 3851

La forma de presentación de la Enfermedad Mitocondrial en jóvenes y adultos es: 

  •  A cualquier edad,
  • en cualquier momento de la vida,
  • en cualquier órgano,
  • con cualquier tipo de síntomas.

Esto es muy importante, porque todavía en algunos Centros de Referencia para Enfermedades Mitocondriales se tiende a la idea que las Enfermedades Mitocondriales sólo tienen importancia en recién nacidos y niños , por la gravedad.

  Esto no es del todo cierto. Aunque los trastornos mitocondriales se observan con frecuencia en los lactantes y los niños, pueden ocurrir a cualquier edad.

Las de inicio en adulto son menos agresivas, pero pueden dar lugar a cambios drásticos de su estilo y calidad de vida activa, o a una enfermedad debilitante en un corto periodo de tiempo.

Incluso los médicos que trabajan en centros de referencia altamente especializados que ven docenas de casos de enfermedad mitocondrial cada año, se ven impresionados por la gran diversidad de signos y síntomas de estas enfermedades.

El médico de atención primaria debe recordar esta relativamente simple regla de oro "Cuando una enfermedad común tiene características que la distinguen , o involucra 3 o más órganos o sistemas, piense en las mitocondrias ".

Actualmenta. está bien comprobado que la prevalencia en adultos es de aproximadamente 1 en 4.300 (año 2015). Si esto lo extrapolamos a la población española en 2015, en edades comprendidas entre 15 y 74 años ( aproximadamente 36 millones), resulta que habría aproximadamente unas 8.400 personas con Enfermedad Mitocondrial, en ESPAÑA.

Prof. Dr. Fernando Galan

 

 

Visitas: 6184

Importancia de la equilibrada fusión y fisión de las mitocondrias para la función cardíaca.

Imbalanced OPA1 processing and mitochondrial fragmentation cause heart failure in mice. SCIENCE, 4 DECEMBER 2015.

“Desequilibrado procesamento de OPA1 y la fragmentación mitocondrial causa insuficiencia cardiaca en ratones.”

Artículo experimental de españoles y alemanes que abre nuevas perspectivas en la Miocardipatía dilatada de algunos pacientes con Enfermedad mitocondrial.         

"Nuestro trabajo pone de relieve la importancia de la equilibrada fusión y fisión de las mitocondrias para la función cardíaca y esclarece un vínculo interesante entre la dinámica mitocondrial y el metabolismo cardíaco en el corazón adulto in vivo”.

La fusión mitocondrial mediada por L-OPA1 conserva la función cardíaca, mientras que su procesamiento - estrés inducido por OMA1 - y la fragmentación mitocondrial desencadena miocardiopatía dilatada e insuficiencia cardíaca. La fragmentación mitocondrial induce un cambio metabólico del uso de ácido graso a la utilización de glucosa en el corazón. Resulta que al revertir este cambio y restaurar el metabolismo cardíaco normal es suficiente para preservar la función del corazón a pesar de la fragmentación mitocondrial. Estos resultados plantean la intrigante posibilidad de que el cambio en el uso de combustible que se produce en el corazón adulto puede, de hecho, ser de una mala adaptación y podría contribuir a la patogénesis de la insuficiencia cardíaca."

b2ap3_thumbnail_F1.medium.gifb2ap3_thumbnail_F1.medium.gif

Papel crítico de la fusión y la fisión mitocondrial equilibrada para el metabolismo cardíaco y la función del corazón.

 

Al ser este un estudio experimental en ratones, sus resultados no pueden ser trasladados a lo que acontece en el ser humano.

Pero si “establecen cardiomiocitos de ratones deficientes YME1L específicos como modelo de Cardiomiopatia dilatada y de insuficiencia cardíaca, que culmina en la muerte de mediana edad”.

Traducido y comentado por el Prof. Dr. Fernando Galan

 

 

 

 

 

Visitas: 4536

¿Se esconde la Miopatía Mitocondrial debajo de pacientes diagnosticados de Fibromialgia o de Síndrome de fatiga crónica? Investigaciones recientes los confirman.

La fibromialgia (FM) es una afección de dolor crónico de etiología desconocida, que afecta hasta un 5% de la población general. Muchos de los síntomas de la Miopatía mitocondrial son reportados en pacientes con Fibromialgia como intolerancia al ejercicio, cansancio, mialgia etc.

En la práctica clínica, no es raro encontrar pacientes con la superposición de síntomas de algunas condiciones comunes, incluyendo, entre otros, síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia, la depresión y la enfermedad psicosomática. Y, más recientemente, también se puede incluir la enfermedad mitocondrial, aunque menos común, pero no muy rara. De hecho, un reciente estudio de la población general, informó una prevalencia en los portadores de mutaciones en el ADNmt de alrededor de 1 en 200 personas; sin embargo, este estudio se limitó a probar sólo las mutaciones comunes, subestimando la verdadera prevalencia de todos los tipos de enfermedad mitocondrial.

Y aún más recientemente, Gorman et al. (Ann Neurol. 2015) han informado de "la prevalencia total de la enfermedad mitocondrial en adultos en el noreste de Inglaterra, incluyendo mutaciones patogénicas de ambos genomas, el mitocondrial y el nuclear (1 en 4300), siendo una de las formas más comunes de trastornos neurológicos hereditarios en adultos ". Y las mutaciones mitocondriales representan aproximadamente  el 70%, y la nucleares el 30%.

Recientemente el Dr. Mario Cordero  y colaboradores, han publicado en la revista médica J Med Genet 2015, un artículo de una familia diagnosticada de Fibromialgia con evidencias de herencia materna, en la que encontraron una mutación mitocondrial homoplásmica m.15804 T> C en el gen mtCYB , en el paciente probando y su familia, transmitida por vía materna. Siendo finalmente diagnosticada de Miopatía Mitocondrial.

“Proponiendo en conclusión, la indicación de análisis de secuencias de ADN mitocondrial en pacientes con Fibromialgia y evidencia de herencia materna. La presencia de síntomas similares a Miopatías mitocondriales podría desenmascarar enfermedades mitocondriales entre los pacientes con Fibromialgia”.

Esto no hace sino corroborar lo que vemos frecuentemente en la clínica diaria, los médicos internista que conocemos las manifestaciones de la Miopatía mitocondrial en jóvenes y adultos.

También recientemente el Prof. Dr. Fernando Galan y colaboradores (Mitochondrial Myopathy in Follow-up of a Patient With Chronic Fatigue Syndrome. Journal of Investigative Medicine High Impact Case Reports July-September 2015: 1– 5), han publicado el caso de un paciente de 30 años diagnosticado inicialmente de Síndrome de Fatiga Crónica y que tras varios años de seguimiento, fue diagnosticado de Miopatía mitocondrial por deficiencia de los complejos I y IV, con evidencia de herencia materna, mejorando toda la familia al ser tratada con tiamina y riboflavina.. Llamando la atención de que los síntomas iniciales de la enfermedad mitocondrial en los adultos pueden confundirse fácilmente con Síndrome de Fatiga Crónica.

Prof. Dr. Fernando Galan Galan

 

 

 

 

 

 

Visitas: 4728

Síntomas de advertencia (red flag) de posible enfermedad mitocondrial primaria.

Nos referimos con esta expresión, a aquellos síntomas que al encontrarlos en un paciente nos debe hacer pensar en la posibilidad de que pueda tener una enfermedad mitocondrial .

Síntomas

Signos de banderas rojas

Accidente cerebrovascular                         

Localizado en una distribución no vascular

Lesiones de los ganglios basales             

Simétrica bilateral (característica del síndrome de Leigh); También con lesiones del tronco cerebral

 

Encefalopatía-hepatopatía

Precipitada por la exposición al ácido valproico; insuficiencia hepática asociada

 

Epilepsia

Epilepsia parcial continua, mioclonías, estado epiléptico

 

Deterioro cognitivo                               

Regresión con la enfermedad

 

Ataxia

Asociada con epilepsia u otros síntomas sistémicos; neuroimagen puede mostrar atrofia cerebelosa, lesiones de sustancia blanca, lesión de los ganglios basales

 

Signos oculares                                   

Atrofia del nervio óptico, oftalmoplejía, ptosis; retinopatía

 

Pérdida auditiva neurosensorial     

A temprana edad, acompañado de otros síntomas sistémicos                   

                                   

Trastornos de la conducción cardíaca     

Síndrome de Wolff-Parkinson-White, bloqueo cardíaco

 

Miocardiopatía

Acompañada por miopatía esquelética

 

Glomerulopatía

Nefropatía esteroides resistentes

 

Tubulopatía proximal; S. de Fanconi       

Acidosis tubular renal; nefritis tubulointersticial

Disfunción pancreática                               

Diabetes mellitus, Insuficiencia pancreática exocrina

 

Disfunción tiroidea                                        

Hipotiroidismo

 

Alteración de la motilidad gastrointestinal    

Pseudo-obstrucción intestinal crónica

Hepatopatía

Con encefalopatía

 

Traducido por el Prof. Dr. Fernando Galan

Fuente: Dr. Amy Goldstein, director de Neurogenética y Metabolismo Hospital de Niños de Pittsburgh, 2013

 

Visitas: 5593

COMENTARIO DEL DR CHARLES SHEPHERD, asesor médico, de  la  ASOCIACIÓN M.E. (Myalgic Encephalopathy), Chronic Fatigue Syndrome (CFS)  

Miopatía mitocondrial o disfunción mitocondrial en EM / SFC? Un caso de identidad equivocada | 05 de octubre 2015

Un interesante estudio del caso de un paciente diagnosticado inicialmente con el síndrome de fatiga crónica, pero que fue diagnosticado  de Miopatia mitocondrial durante el seguimiento clínico, fue publicado en la Revista  “Journal of Investigative Medicine – high impact case reports” la semana pasada.

Nuestro asesor médico, el doctor Charles Shepherd, comenta: "Es importante tener en cuenta esta posibilidad, cuando  hay síntomas musculares o signos que no son plenamente coherente con EM / SFC, o que son sugestivos de un  enfermedad mitocondrial primaria."

From the Journal of Investigative Medicine – high impact case reports, 27 September 2015. 

 

Mitochondrial Myopathy in Follow-up of a Patient With Chronic Fatigue Syndrome (Miopatía Mitocondrial en seguimiento de un paciente con síndrome de fatiga crónica)

Fernando Galán, AOPT(1,*), Isabel de Lavera, PhD(2), David Cotán, PhD(2), José A. Sánchez-Alcázar, AOPT(2)
1) University of Seville, Seville, Spain
2) Universidad Pablo de Olavide-Consejo Superior de Investigaciones Científicas-Junta de Andalucía, Seville, Spain
*Fernando Galán, Department of Medicine, Medical School, University of Seville, Internal Medicine Service, University Hospital Virgen Macarena, Avda.
Doctor Fedriani s/n, Seville 41009, Spain. Email: fgalan@us.es

Abstract

Introducción. Los síntomas de las enfermedades mitocondriales y síndrome de fatiga crónica (SFC) con frecuencia se superponen y pueden confundirse fácilmente.

Métodos. Presentamos el caso de un paciente con diagnóstico de síndrome de fatiga crónica y durante el seguimiento fue finalmente diagnosticado de miopatía mitocondrial por el estudio histoquímico de la biopsia muscular, el análisis espectrofotométrico de los complejos de la cadena respiratoria mitocondrial, y los estudios genéticos.

Resultados. Los resultados revelaron un 3% de fibra irregular azul y una deficiencia severa de los complejos I y IV y varias variantes de ADNmt. Madre, hermanas y sobrinos mostraron síntomas similares, lo que sugiere fuertemente una posible herencia materna. El paciente y su familia respondieron al tratamiento con altas dosis de riboflavina y tiamina con una mejora notable y sostenida del  cansancio y síntomas musculares.

Conclusiones. Este caso ilustra que los síntomas iniciales de la enfermedad mitocondrial en los adultos pueden confundirse fácilmente con el SFC, y en estos pacientes se recomienda una reevaluación periódica y vigilancia de los síntomas para confirmar o cambiar el diagnóstico.

Este caso interesante desde España  se vincula con una discusión que tiene lugar actualmente en la M.E. (Encefalopatía Miálgica), Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) en Facebook:

De anon:

Me gustaría preguntar si muchas personas con EM han sido estudiadas para la enfermedad mitocondrial del adulto, o cuáles serían  los principales síntomas que diferencian estas dos enfermedades? Gracias por cualquier información que usted puede proporcionar.

DR CHARLES SHEPHERD respuesta:

Supongo que  usted se refiere a algún tipo de  enfermedad/miopatía mitocondrial primaria y no al tipo de disfunción mitocondrial que se ha demostrado estar presente en al menos un sub-grupo de personas con EM / SFC, y que está siendo estudiada en un número de investigaciones financiadas por el Fondo de Investigación Ramsay , de  la  ASOCIACIÓN M.E. (Encefalopatía Miálgica), Síndrome de Fatiga Crónica (SFC)   

Como ha habido casos en los que las personas con una enfermedad/miopatía mitocondrial primaria han sido mal diagnosticados como EM / SFC, es importante tener en cuenta esta posibilidad, cuando hay síntomas musculares o signos que no son plenamente coherente con EM / SFC, o que son sugestivos de un enfermedad mitocondrial primaria.

Por ejemplo - como se discutió en M.E. (Encefalopatía Miálgica), Chronic Fatigue Syndrome (CFS)  Facebook  (MEA Facebook) hace unos días – la pérdida de masa muscular significativa es poco común en personas que tienen leve o moderada EM / SFC y que permanecen activas. Así que si alguien tiene un grado de pérdida de masa muscular / atrofia que no es consistente con su nivel de actividad (o inactividad) entonces la posibilidad de una enfermedad muscular primaria probablemente tendrá que ser considerada y posiblemente investigada. Y si alguien tiene otros síntomas neurológicos o signos que no son consistentes con EM / SFC, junto con debilidad muscular y / o la pérdida de masa muscular, entonces esta es otra razón para considerar una enfermedad/miopatía mitocondrial primaria.

Hay una serie de investigaciones llevada a cabo en hospitales que pueden ayudar aquí - incluyendo análisis de sangre, electromiografía, biopsia muscular y  el uso de la espectroscopia de resonancia magnética muscular con fósforo 31 para ver cómo está funcionando el músculo a nivel bioquímico y cómo se está produciendo energía.

 

 

 

Visitas: 5420

INTERPRETACIÓN BIOPSIA MUSCULAR  EN LA MIOPATIA MITOCONDRIAL

Prof. Dr. Fernando Galan

Basado en los siguientes artículos

·        The diagnosis of mitochondrial muscle disease

            Robert W. Taylor, Andrew M. Schaefer, Martin J. Barron, Robert

            McFarland, Douglass M. Turnbull*

Mitochondrial Research Group, School of Neurology, Neurobiology and Psychiatry, The Medical School, University of Newcastle upon Tyne, Framlington Place, Newcastle upon Tyne NE2 4HH, UK

Neuromuscular Disorders 14 (2004) 237–245

 ·         Washington University Neuromuscular Disease Center Staining Protocol

 Las miopatías mitocondriales:

Características histológicas incluyen:

        Fibras rasgadas rojas.

        Acumulación subsarcolemales de mitocondrias - como lo demuestra tinción con succinato deshidrogenasa  (SDH) o tricrómico de Gomori modificada. 

        Fibras Citocromo oxidasa (COX) negativas con o sin acumulación subsarcolemales de las mitocondrias.

La detección de cualesquiera fibras COX-deficientes en individuos <50 años de edad, es fuertemente sugestivo de un trastorno mitocondrial.

Fibras rasgadas rojas y fibras pre- rasgadas rojas:

        Edad: no se ven en edad inferior a tres años.

        Morfología: La imagen histoquímica característica de una miopatía mitocondrial es fibras rasgadas rojas, acumulación de lípidos, y la ausencia de tinción con citocromo oxidasa (COX) en una proporción de las fibras musculares en la biopsia. Las gotas de lípidos aparecen como pequeñas vacuolas.

        Histoquímica: fibras rasgadas rojas se demuestran más específicamente por tinción con  succinato deshidrogenasa (SDH); estas fibras también se conocen como fibras rasgadas azules (tinción de SDH es de color azul). La tinción con SDH tiñen las fibras rasgadas rojas y las "equivalentes rasgadas rojas" (fibras pre- rasgadas-rojas que no se demuestra por el tricrómico de Gomori modificado).

        Equivalentes rasgadas rojas: El aumento de las mitocondrias en estas fibras se puede demostrar mediante tinción SDH, pero no lo suficiente para ser demostrada por tricrómico modificado de Gomori.

b2ap3_thumbnail_1-s2.0-S0960896604000045-gr1_20151105-145343_1.jpg

 

Fig. 1. Manifestaciones histoquímicas de la función mitocondrial

(A) fibra muscular rasgada roja clásica utilizando la tinción de Gomori modificada. El componente rojo de la mezcla de tinción se secuestra selectivamente por las mitocondrias que se acumulan en el subsarcolema, dando a la fibra de un contorno de color rojo irregular.

(B) reacción histoquímica para la actividad SDH. Este es un ensayo más específico para la detección de la acumulación mitocondrial subsarcolemales ya que la actividad de SDH se encuentra exclusivamente en las mitocondrias

La acumulación mitocondrial subsarcolémica mediante tinción SDH es un equivalente histoquímico de una fibra rasgada (o irregular).

Este es un análisis más específico para la detección de la acumulación mitocondrial subsarcolemales, ya que la actividad de SDH se encuentra exclusivamente en las mitocondrias.

Algunas advertencias para el diagnóstico con biopsia muscular.

Histoquímica muscular y / o Microscopia Electrónica  puede ser normal incluso en el contexto de los síndromes mitocondriales probados genéticamente, particularmente temprano en el curso de la enfermedad.

La reacción histoquímica de actividad SDH.

Este es un análisis más específico para la detección de la acumulación mitocondrial subsarcolemales, ya que la actividad de SDH se encuentra exclusivamente en las mitocondrias.

“Las famosos fibras rasgadas rojas ” son acúmulos de mitocondrias en el espacio subsarcolémico que se tiñen de rojo por el colorante tricrómico de Gomori.  Mientras que este término ha persistido, es mucho mejor para evaluar la alteración mitocondrial utilizar tinción con la enzima mitocondrial succinato deshidrogenasa (SDH) y citocromo c oxidasa (COX) . La reacción SDH muestra claramente la acumulación subsarcolemales de las mitocondrias.

En definitiva lo único que se pone de manifiesto es la acumulación mitocondrial subsarcolémicas (indicando proliferación mitocondrial dentro de miofibras). Es altamente indicativa de un trastorno de la fosforilación oxidativa mitocondrial , que es lo verdaderamente importante. 

 

 

 

 

 

 

Visitas: 12677

Sería conveniente que al hablar de enfermos con Miopatía Mitocondrial y de sus familiares se expusieran también las dificultades  y sufrimientos con los que se encuentran jóvenes y adultos que padecen esta enfermedad. Son muchos y entre ellas destacaría los siguientes:

1.       Tardanza en el diagnóstico por desconocimiento de los médicos y especialistas de la existencia de esta enfermedad a estas edades; por término medio pueden ser vistos por unos 10 especialistas y al final los diagnostican en muchísimas ocasiones de fibromialgia o síndrome d fatiga crónica con la consecuente frustración, pues no existen tratamiento eficaces  para estas enfermedades. Más aun lo que subyace en una Miopatia mitocondrial. Como refiero en mi reciente publicación "Mitochondrial myopathy in follow up a patient with chronic fatigue syndrome" Fernando Galán, Isabel de Lavera, David Cotán, José A. Sánchez-Alcázar. Journal of Investigative Medicine High Impact Case Reports. July-September 2015: 1–5.

2.      Dificultades en los Centros y Hospitales del Sistema Nacional de Salud - Seguridad Social para ser diagnosticados y posteriormente tratados dDe los síntomas que pueden mejorar su calidad de vida. Pues muchas de las medicinas para aliviar y mejorar sus síntomas no las cubre actualmente la Sanidad Pública (lágrimas artificiales, saliva artificial, suero fisiológico, humidificador de vapor). Otras necesitan visado que no les es fácil de obtener (L-carnitina, Riboflavina (fórmula magistral), Coenzima Q10)

 

3.       Y por supuesto el seguimiento de estos pacientes. Pues es una enfermedad crónica, con variación en  muchos de los síntomas y signos que padecen, pudiéndose modificar los que tienen y aparecer otros nuevos. Por ello quien debe atenderlos son los especialistas en Medicina Interna.

4.       También muchas veces son etiquetados de enfermos FUNCIONALES y le dicen con toda crueldad y desconocimiento "que todos sus síntomas no son reales y sólo están en su cabeza" enviándolos al Psiquiatra.

5.       ¿Qué decir cuando después de tanta incomprensión, dejación y desconocimiento de esta enfermedad por parte de la Sanidad Publica, acuden a un experto en la medicina privada y hace el diagnóstico correcto mediante biopsia, estudio cadenas respiratorias de la mitocondria y si fuera necesario estudio genético?.  A veces los médicos y especialistas de la Seguridad Social de cualquier Autonomía, se atreven a ponerlo en duda a pesar de lo correcto del diagnóstico, muchas veces por desconocimiento y otras por un falso prurito. No poniéndole tratamiento, y no ayudando a la posible incapacidad - en muchos casos absoluta y con dependencia - frustrando hasta grado incalculable a estos pacientes que ha tenido que buscar asistencia privada.

 

Como botones de muestra están dos vídeos recientes de SILVIA y de NEREA que están colgados en AEPMI. Deberían ser vistos y difundidos más aun de lo que ya están. Pero lo principal es la absoluta realidad de lo que exponen así como el verdadero drama vivido. QUE NO VUELVA A SUCEDER TAN GRAN SUFRIMIENTO por todo lo anteriormente comentado.

Visitas: 4599

Les envío, con el permiso de Silvia, este video en que expone de modo muy claro y vital su enfermedad Mitocondrial.

Captar la direccion y pegarla en Youtube  

https://www.youtube.com/watch?v=2x459BxjDBU

Fue diagnosticada de Síndrome de Fatiga Crónica. Pueden consultar el reciente artículo que he publicado y ya puesto en este blog titulado " 

Miopatía mitocondrial en el seguimiento de un paciente con síndrome de fatiga crónica. (Mitochondrial myopathy in follow up a patient with chronic fatigue syndrome)

Visitas: 2858

 

Se trata de 4 vídeos explicando su historia, maravillosamente expuesta. No dejéis de verlos pues os serán muy útiles.

Captar cada dirección y pegarlo en Youtube.

1. https://www.youtube.com/watch?v=XD4EvXnWLMA

2. https://www.youtube.com/watch?v=3WLtdqkemUY

3. https://www.youtube.com/watch?v=WLmudYsCOg0

4. https://www.youtube.com/watch?v=qL9O5MFQHSo

Visitas: 4489

Adaptado por el Prof. Dr. Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina

Medicina Interna

 

Web: http://www.fernandogalangalan.com/

Definición

Las enfermedades mitocondriales son un grupo de desórdenes metabólicos progresivos, a menudo neurológicos, que resultan de defectos en las mitocondrias, que están en todos los tipo de células en el cuerpo, excepto en los hematíes. Las mitocondrias son responsables de la creación de más del 90% de la energía necesaria para la vida y el  crecimiento. El fallo de las mitocondrias priva de energía a las células, órganos y tejidos. Produciendo daño celular e incluso la muerte celular. Si este proceso se repite por todo el cuerpo, todos los sistemas comienzan a fallar, y la vida de la persona afectada se ve gravemente comprometida. La enfermedad afecta principalmente a los niños, pero el inicio en adulto es cada vez más común.

Las enfermedades de las mitocondrias ocasiona el mayor daño a los órganos que requieren altos niveles de energía, incluyendo: cerebro, corazón, hígado, músculos esqueléticos, riñones, los ojos y el sistema endocrino y respiratorio.

Los trastornos mitocondriales son notorios por no seguir un patrón establecido. No es infrecuente que los pacientes primero sean mal diagnosticados de otra enfermedad (fibromialgia, síndrome de fatiga crónica). Los síntomas pueden comenzar a cualquier edad. Dependiendo de qué células sean afectadas, los síntomas pueden incluir: pérdida del control motor, debilidad muscular con contracturas y dolor neuropático, trastornos gastrointestinales y dificultades para tragar, crecimiento pobre, enfermedad cardiaca, enfermedad hepática, diabetes, complicaciones respiratorias, convulsiones, problemas visuales / auditivos, retrasos en el desarrollo, autismo, alteraciones de la concentración y memoria y susceptibilidad a la infección

Las enfermedades mitocondriales no siempre son físicamente obvias. La inteligencia puede variar desde talento normal a retraso mental. Los niños con menos mitocondrias afectadas pueden ser mal etiquetados de vagos, que no coopera, o de bajo rendimiento. Al comienzo de la jornada escolar, por ejemplo, pueden aparecer enérgicos y concentrados. Pero a medida que avanza el día, su pequeña reserva de energía se evapora y son incapaces de completar las mismas tareas que sus compañeros de clase. Estos niños también pueden ser etiquetados de leve deficiencia mental debido a su lentitud, cuando en realidad pueden estar simplemente fatigados.

 Causa

En la población general, la prevalencia de portadores de mutaciones en el ADN mitocondrial (ADNmt) es aproximadamente 1 de cada 200 personas; sin embargo, este estudio se limitó a comprobar sólo las mutaciones comunes, subestimando la verdadera prevalencia de todos los tipos de enfermedad mitocondrial. Más de 1 de cada 4.000 niños que nacen cada año en los EE.UU., van a desarrollar una enfermedad mitocondrial a los 10 años. Debido a que son difíciles de diagnosticar, esta cifra puede estar  subestimada.

La mayoría de los casos son hereditarios: herencia materna (solo a través  de la madre) ,  herencia autosómica recesiva (ambos padres contribuyen un gen defectuoso). Hay otros modos más raros de herencia e incluso algunos casos son esporádicos en los que la mutación es nueva. Hombres y mujeres son igualmente afectados.

Desarrollo y Síntomas

No hay una característica que identifique a la enfermedad mitocondrial. Los pacientes pueden tener combinaciones de problemas cuya aparición puede producirse desde antes del nacimiento hasta la edad adulta tardía.

Por lo general, cuanto antes aparezcan los síntomas, más grave es la enfermedad. Los síntomas pueden ser progresivos y pueden incluir, pero no están limitados a, las combinaciones de los siguientes: convulsiones, retraso en el desarrollo, regresión, trastornos del movimiento, migrañas, derrames cerebrales, problemas cardíacos,  déficit de la audición,  disfunción muscular de los ojos y pérdida de visión, debilidad muscular con contracturas y dolor de origen neural, diabetes, problemas gastrointestinales , irregularidades de la temperatura corporal, cansancio, falta de aumento de peso, retraso mental, autismo, problemas de conducta, y alteración de la memoria y concentración. Hermanos con el mismo defecto pueden tener diferentes niveles y tipos de síntomas

Tres "reglas de oro" por lo general caracterizan los trastornos mitocondriales:

1)      Puede aparecer a cualquier edad y afectar a cualquier órgano, sistema o tejido

2)      Tres o más órganos afectados

3)      Aparición recurrente de los síntomas o brotes de la enfermedad que pueden ocurrir por infecciones agudas, esfuerzo excesivo o estrés mental.

El tratamiento y la mortalidad

 En la actualidad, no hay cura para los trastornos mitocondriales ni tratamientos verdaderamente eficaces. Los objetivos de los tratamientos actuales son: aliviar los síntomas, y disminuir la progresión de la enfermedad.  

Terapias generales suelen incluir suplementos tales como CoQ10 y "cócteles" de vitaminas que puede aumentar la actividad de la enzima dentro de las mitocondrias, y actuar como antioxidantes. La efectividad de dichos tratamientos es variable, ayudando notablemente a unos y no a otros. Por regla general, las personas con trastornos leves tienden a responder mejor que las personas con trastornos severos. Estos tratamientos pueden retrasar la progresión de la enfermedad.

Los medicamentos recetados también pueden ser necesarios para controlar los síntomas tales como convulsiones, dolores y contracturas musculares, irregularidades cardíacas y diabetes secundaria, etc. La terapia física, terapia del habla, y otros tipos de terapias también pueden ser utilizados.

La terapia física, terapia del habla, y otros tipos de terapias también pueden ser utilizados.

Algunas consideraciones típicas con respecto al tratamiento de los pacientes mitocondriales incluyen las siguientes:

1)      Los tratamientos para los síntomas específicos pueden ser necesarios.

2)      Evitar el ayuno es crítico; comidas pequeñas y frecuentes pueden ser necesarios. Los pacientes con alteraciones gastrointestinales  y de deglución  pueden requerir alimentación por sonda gástrica.

3)      Las vitaminas y los suplementos generalmente se pueden prescribir.

4)      Los ejercicios deben ser adaptados a la persona. Deben evitarse sobreesfuerzos.

5)      Evitar los factores de estrés fisiológicos (externos) y mentales. Las personas con síntomas autonómicos (incapacidad para controlar las funciones involuntarias, tales como control de la temperatura y la frecuencia cardíaca) pueden requerir un ambiente de temperatura más controlada. Sobre o sub-calentamiento puede desencadenar una crisis.

6)      Evitar la exposición a enfermedades - incluso enfermedades agudas leves, como el catarro, pueden causar una emergencia médica, lo que resulta en la hospitalización.

Las enfermedades mitocondriales son generalmente progresivas y pueden ser mortales. Sin embargo, debido a la individualidad de los síntomas y las diferencias en las enfermedades mitocondriales específicas, a veces es difícil incluso para los médicos el hacer un pronóstico. Algunos pacientes viven hasta la edad adulta. Sin embargo, cuanto más tempranas es la aparición y con síntomas más severos, generalmente resultan en una vida más corta.

Trastornos mitocondriales específicos

Existen numerosos trastornos que caen bajo la clasificación de la Enfermedad mitocondrial, y más continúan descubriéndose. Algunos de los nombres más comunes incluyen los siguientes:

  1.          Miopatía mitocondrial
  2.       .  Encefalomiopatía mitocondrial 
  3.     .  Enfermedad / síndrome de Leigh 
  4.      .  Encefalopatía Mitocondrial, Acidosis Láctica y Episodios Similares a Apoplejía (MELAS)
  5.       .  Síndrome de Kearns-Sayre (KSS) 
  6.      .  Epilepsia mioclónica con fibras rojas rasgadas (MERRF)
  7.     .   Encefalomiopatía Neurogastrointestinal mitocondrial (MNGIE) 
  8.         Neuropatía, ataxia y retinitis pigmentosa (NARP) 
  9.         Oftalmoplejía externa progresiva crónica (PEO o CPEO) 
  10.      Complejo I, II, III, IV o V (o combinación de complejos) 
  11.     La neuropatía óptica hereditaria de Leber (LHON)

    CONSEJERÍA DE SALUD

Plan de Atención a personas afectadas por Enfermedades Raras 2008-2012

Expectativas ámbito educativo

Para mejorar la integración del niño afectado en la escuela, se requieren:

·         Maestros de apoyo.

·         Adaptación curricular individualizada.

·         Adaptación y accesibilidad del centro.

·         Dotación de personal sanitario en centros educativos.

·         Campañas de formación/divulgación/sensibilización, en el centro educativo, para profesores y alumnos, sobre enfermedades raras, en general, o sobre las patologías concretas que afectan a los alumnos matriculados en el centro.

·         Enseñanza domiciliaria, si fuese necesario

 *Fuentes

1.      National Organization. United Mitochondrial Disease Foundation

2.      CONSEJERÍA DE SALUD. Plan de Atención a personas afectadas por Enfermedades Raras 2008-2012

3.      Papel crítico de la proteína quinasa activada por AMP (AMPK) en el equilibrio entre mitofagia y la biogénesis mitocondrial en la enfermedad MELAS. (Critical role of AMP-activated protein kinase in the balance between mitophagy and mitochondrial biogenesis in MELAS disease.) uan Garrido-Maravera, Marina Villanueva Paza, Mario D. Cordero, Juan Bautista-Lorite, Manuel Oropesa-Ávila, Mario de la Mata, Ana Delgado Pavóna, Isabel de Lavera, Elizabet Alcocer-Gómeza,  Fernando Galán, Patricia Ybot González, David Cotán, Sandra Jackson, José A. Sánchez-Alcázar. Biochimica et Biophysica Acta (BBA) - Molecular Basis of Disease Volume 1852, Issue 11, November 2015, Pages 2535–2553

4.      AMPK como un objetivo en enfermedades raras (AMPK as a target in rare diseases). David Cotán, Marina Villanueva Paz, Elizabet Alcocer-Gómez, Juan Garrido-Maraver, Manuel Oropesa-Ávila, Mario de la Mata, Ana Delgado Pavón, Isabel de Lavera, Fernando Galan, Patricia Ybot-Gonzalez, Jose A Sánchez-Alcázar. Current Drug Targets · February 2015

5.      Miopatía mitocondrial en el seguimiento de un paciente con síndrome de fatiga crónica. (Mitochondrial myopathy in follow up a patient with chronic fatigue syndrome). Fernando Galán, Isabel de Lavera, David Cotán, José A. Sánchez-Alcázar. Journal of Investigative Medicine High Impact Case Reports. July-September 2015: 1–5

Visitas: 6001

Fernando Galán, Isabel de Lavera, David Cotán, José A. Sánchez-Alcázar. Journal of Investigative Medicine High Impact Case Reports. July-September 2015: 1–5

 

Abstract

Introducción. Los síntomas de las enfermedades mitocondriales y síndrome de fatiga crónica (SFC) con frecuencia se superponen y pueden confundirse fácilmente.

Métodos. Presentamos el caso de un paciente con diagnóstico de síndrome de fatiga crónica y durante el seguimiento fue finalmente diagnosticado con miopatía mitocondrial por el estudio histoquímico de la biopsia muscular, el análisis espectrofotométrico de los complejos de la cadena respiratoria mitocondrial, y los estudios genéticos.

Resultados. Los resultados revelaron un 3% de fibra irregular azul y una deficiencia severa de los complejos I y IV y varias variantes de ADNmt. Madre, hermanas, sobrinos y mostraron síntomas similares, lo que sugiere fuertemente una posible herencia materna. El paciente y su familia respondieron al tratamiento con altas dosis de riboflavina y tiamina con fatiga y síntomas musculares mejora notable y sostenido.

 

Conclusiones. Este caso ilustra que los síntomas iniciales de la enfermedad mitocondrial en los adultos pueden confundirse fácilmente con el SFC, y en estos pacientes una reevaluación periódica y vigilancia de los síntomas se recomienda reconfirmar o cambiar el diagnóstico

Introduction. Symptoms of mitochondrial diseases and chronic fatigue syndrome (CFS) frequently overlap and can easily be mistaken. Methods. We report the case of a patient diagnosed with CFS and during follow-up was finally diagnosed with mitochondrial myopathy by histochemical study of muscle biopsy, spectrophotometric analysis of the complexes of the mitochondrial respiratory chain, and genetic studies. Results. The results revealed 3% fiber-ragged blue and a severe deficiency of complexes I and IV and several mtDNA variants. Mother, sisters, and nephews showed similar symptoms, which strongly suggests a possible maternal inheritance. The patient and his family responded to treatment with high doses of riboflavin and thiamine with a remarkable and sustained fatigue and muscle symptoms improvement. Conclusions. This case illustrates that initial symptoms of mitochondrial disease in adults can easily be mistaken with CFS, and in these patients a regular reassessment and monitoring of symptoms is recommended to reconfirm or change the diagnosis

 

 

Visitas: 5288

Juan Garrido-Maravera, Marina Villanueva Paza, Mario D. Cordero, Juan Bautista-Lorite, Manuel Oropesa-Ávila, Mario de la Mata, Ana Delgado Pavóna, Isabel de Lavera, Elizabet Alcocer-Gómeza,  Fernando Galán, Patricia Ybot González, David Cotán, Sandra Jackson, José A. Sánchez-Alcázar.

Biochimica et Biophysica Acta (BBA) - Molecular Basis of Disease

Volume 1852, Issue 11, November 2015, Pages 2535–2553

 

Abstract

MELAS syndrome is a mitochondrial disorder that is caused mainly by the m.3243A > G mutation in mitochondrial DNA. Here, we report on how the severity of pathophysiological alterations is differently expressed in fibroblasts derived from patients with MELAS disease. We evaluated mitophagy activation and mitochondrial biogenesis which are the main mechanisms regulating the degradation and genesis of mitochondrial mass in MELAS fibroblasts and transmitochondrial cybrids. Our results suggest a critical balance between mitophagy and mitochondrial biogenesis which leads to the expression of different degrees of pathological severity among MELAS fibroblast cell lines according to their heteroplasmy load and the activation of AMP-activated protein kinase (AMPK). AMPK-activators such as 5-aminoimidazole-4-carboxamide 1-β-D-ribofuranoside (AICAR) or coenzyme Q10 (CoQ) increased peroxisome proliferator-activated receptor alpha (PGC-1α) nuclear translocation, mitochondrial biogenesis, antioxidant enzyme system response, autophagic flux and improved pathophysiological alterations in MELAS fibroblasts with the most severe phenotype. Our findings support the hypothesis that mitochondrial biogenesis, increased antioxidant response and autophagy clearance serve as compensatory mechanisms in response to mitophagic degradation of dysfunctional mitochondria and point out that AMPK is an important player in this balance.

TRADUCCION

Síndrome de MELAS es un trastorno mitocondrial que es causado principalmente por la mutación m.3243A> G en el ADN mitocondrial. Aquí, se presenta en la forma en que la gravedad de las alteraciones fisiopatológicas se expresan de forma diferente en los fibroblastos procedentes de pacientes con enfermedad MELAS. Se evaluó la activación mitofagica y la biogénesis mitocondrial, que son los principales mecanismos que regulan la degradación y la génesis de la masa mitocondrial en fibroblastos MELAS y cíbridos transmitochondriales.

Nuestros resultados sugieren un equilibrio crítico entre mitofagia y la biogénesis mitocondrial que conduce a la expresión de diferentes grados de gravedad patológica entre líneas celulares de fibroblastos MELAS de acuerdo con su carga de heteroplasmia y la activación de la proteína quinasa activada por AMP (AMPK). AMPK-activadores tales como 5-aminoimidazol-4-carboxamida 1-β-D-ribofuranósido (AICAR) o la coenzima Q10 (CoQ) aumentó el receptor alfa activado por el proliferador de peroxisomas (PGC-1α) translocación nuclear, la biogénesis mitocondrial, la respuesta del sistema enzima antioxidante , el flujo de autofagia y la mejora de las alteraciones fisiopatológicas en fibroblastos MELAS con el fenotipo más grave.

Nuestros resultados apoyan la hipótesis de que la biogénesis mitocondrial, la respuesta antioxidante aumentada y el aclaramiento autofágico sirven como mecanismos de compensación en respuesta a la degradación mitofágica de las mitocondrias disfuncionales y señalan que la AMPK juega un papel importante en este equilibrio.

 

 

 

 

 

Visitas: 3307

CURRENT DRUG TARGETS · FEBRUARY 2015 Impact Factor: 3.60 ·

Abstract

The AMP-activated protein kinase (AMPK) has emerged as an important sensor of signals that control cellular energy balance in all eukaryotes. AMPK is also involved in fatty acid oxidation, glucose transport, antioxidant defense, mitochondrial biogenesis and the modulation of inflammatory processes. The numerous roles of AMPK in cell physiological and pathological states justified the notably increase in the number of publications along last year, closing year 2014 with almost 1500 scientist articles relative to this kinase. 
Due to its role in maintaining energy balance, a dysfunction in AMPK signalling pathway may result in perturbations at the systemic level that contribute to development of many disease conditions. Among them, more than 7000 poorly-known rare diseases are particularly of social and scientific interest because they are usually chronically debilitating or even life-threatening and lack effective and safe treatment. 
Several authors have demonstrated AMPK alterations and the beneficial effect of treatments with drugs regulating AMPK activity in some of these low prevalence pathologies. Among these rare diseases in which AMPK can play an important pathological role are mitochondrial disorders, muscular dystrophies, cardiovascular diseases, neurodegenerative pathologies, or even some types of cancer for the importance of AMPK as a suppressor of cell proliferation. This review focuses on current knowledge about the pathophysiological roles of AMPK and future approaches as therapeutic targeting in rare diseases.

 

TRADUCCION

La proteína quinasa activada por AMP (AMPK) ha surgido como un sensor importante de señales que controlan el equilibrio de energía celular en todos los eucariotas. AMPK también está implicada en la oxidación de ácidos grasos, el transporte de glucosa, la defensa antioxidante, la biogénesis mitocondrial y la modulación de los procesos inflamatorios. Las numerosas funciones de AMPK en estados fisiológicos y patológicos de células justifican el notable incremento en el número de publicaciones a lo largo del año pasado, cerrando el año 2014 con cerca de 1.500 artículos científicos relativos a esta quinasa.

Debido a su papel en el mantenimiento del equilibrio de la energía, una disfunción en la vía de señalización AMPK puede dar lugar a perturbaciones a nivel sistémico que contribuyen al desarrollo de muchas condiciones de enfermedad. Entre ellos, más de 7.000 enfermedades raras poco conocidos son particularmente de interés social y científico ya que suelen ser crónicamente debilitantes o incluso potencialmente mortales y carecen de un tratamiento eficaz y seguro.

 

Varios autores han demostrado alteraciones de la AMPK y el efecto beneficioso de los tratamientos con fármacos que regulan la actividad de la AMPK en algunas de estas patologías de baja prevalencia. Entre estas enfermedades poco comunes en el que la AMPK puede desempeñar un papel patológico importante son los trastornos mitocondriales, distrofias musculares, enfermedades cardiovasculares, patologías neurodegenerativas, o incluso algunos tipos de cáncer por la importancia de la AMPK como un supresor de la proliferación celular. Esta revisión se centra en el conocimiento actual acerca de las funciones fisiopatológicas de la AMPK y enfoques futuros como la orientación terapéutica en enfermedades raras.

 

 

Visitas: 2876

Un subconjunto de pacientes con enfermedad mitocondrial tiene problemas significativos y / o recurrentes con la alimentación.

Obstáculos a la ingesta adecuada pueden ser de naturaleza mecánica, debido a un problema con la motilidad intestinal; esto puede incluir el reflujo gastroesofágico, vaciado gástrico lento y  alteración de la motilidad intestinal  que puede tener también  hinchazón y molestias abdominales. Todo ello puede estar motivado por la disfunción del sistema nervioso autonómico o neurovegetativo.

Una falta de coordinación del reflejo de chupar o tragar puede ser debido a deterioro neurológico (por ejemplo, debilidad bulbar) y podría empeorar cuando el paciente está enfermo o cansado.

 

Los problemas en otros órganos también pueden afectar la ingesta. La enfermedad hepática, pancreática o renal mitocondriales, puede estar asociada con anorexia

Visitas: 4369

Ejercicio en la Miopatía Mitocondrial

Preparado por Prof. Dr. Fernando Galán Galán

Profesor Titular de Medicina

Medicina Interna

Experto en Miopatia Mitocondrial de jóvenes y adultos. Fibromialgia. Síndrome de la fatiga crónica

Web: fernandogalangalan.com

¿Qué muestra la investigación?

·         Un mejor uso de oxígeno por el cuerpo.

·         Metabolismo más eficiente.

·         Un mayor número de mitocondrias sanas.

·         Aumento de los niveles complejos enzimáticos.

·         Mejora de la calidad de vida.

 ¿Cómo se afecta la función mitocondrial por el ejercicio?

·         Las mitocondrias mutadas y sanas conviven en la misma célula.

·         La carga mutacional determina la gravedad de la enfermedad en cada tejido.

·         El ejercicio puede disminuir la carga de mutación.

·         Aumenta las mitocondrias sanas  en las células.

·         La función muscular mejora.

 ¿Es el ejercicio seguro?

·         SI

 "¿Cómo puedo hacer ejercicio cuando estoy tan cansada/o que apenas puedo pasar el día?"

·         Las personas con miopatía mitocondrial a menudo han tenido malas experiencias con el ejercicio, porque han sobreestimado lo que ellos piensan que deben hacer, para hacer ejercicio.

·         Ellos han realizado más ejercicio del debido y como consecuencia , se sienten peor.

 Aplicaciones prácticas

·         Dividir el ejercicio a lo largo del día: 3 sesiones de 10 minutos son tan buenas como una sesión de 30 minutos.

  Antes del ejercicio

  • Hacer estiramientos que es bien tolerado por las personas con enfermedad mitocondrial.
  • El estiramiento promueve la circulación y mantiene su capacidad de movimiento
  • Hacer estiramientos cortos, 5 a 10 segundos para que no tensione los músculos y gaste una gran cantidad de energía.

 Ejercicio graduado

·         El ejercicio que comienza lentamente y aumenta a pasos muy pequeños.

·         No pasarse, incluso si usted está teniendo un buen día y siente que puede hacer más.

 ¿Cómo llegar a un plan de ejercicio graduado?

·         Comience lentamente. No entre en un programa de ejercicio vigoroso. Comience con unos pocos minutos de ejercicio muy suave, como el estiramiento. Cuando usted se sienta cómodo con los ejercicios de estiramiento, agregue períodos muy cortos de una actividad aeróbica moderada, como caminar o nadar.

·         Aumentar muy poco a poco. Después de saber que su cuerpo puede tolerar este nivel de ejercicio a lo largo de varias sesiones, aumente la duración de su sesión de ejercicios en sólo 1 minuto. Descanse con frecuencia, y aumente su intensidad de ejercicio un poco cada vez.

·         Mantenga un registro de su ejercicio en un calendario o utilizar una tabla de progreso.

Los pasos

·         Elija el ejercicio que funcione mejor para usted.

·         Establezca un esquema del ejercicio en torno a los periodos de descanso.

·         Revise cuándo aumentar, disminuir y detener el ejercicio.

·         Estar familiarizado con el hacer y no hacer ejercicio.

 ¿Qué ejercicio es el mejor?

·         Que se pueda hacer fácilmente.

·         Que sea de bajo impacto.

·         Que se pueda hacer con regularidad.

·         Que no cause un accidente.

·         Que no consuma tanta energía que le impida realizar sus actividades ordinarias.

Ejercicio de bajo impacto es un tipo de ejercicio en el que la cantidad de tensión puesta en las articulaciones de las rodillas, las caderas y los tobillos es relativamente mínima.

Ideas de opciones de ejercicio

·         Caminar

·         Ejercicios piscina de agua caliente

·         Tai chi

·         Natación

·         Montar a caballo

·         Bicicleta

·         Yoga

 Averiguar qué es lo mejor para uno

·         Aprender de las recaídas en el pasado. Por ejemplo, si camina durante 20 minutos y empeoran sus síntomas, trate de caminar durante cinco minutos y ver cómo va. Puede ser útil llevar un diario para llevar un registro de lo que funciona y lo que no.

·         Recuerde que su tolerancia al ejercicio puede ser distinta de un día para otro.

·         Aquellos con inestabilidad de la marcha o fatiga excesiva puede tolerar mejor el ejercicio en una bicicleta estática reclinada o en una piscina.

 Control de la fatiga

·         Descanse al menos 48 horas entre ejercicios aeróbicos (por ejemplo, bicicleta estática o programa de caminar)

·         Descanse después de la actividad cuando sea posible para que todos los beneficios del ejercicio se conservan sin un aumento de la fatiga.

·         Detenga la actividad física mucho antes de que se sienta cansado.

 ¿Cuándo hacer el ejercicio?

·         Ejercicio por la mañana, si es posible.

·         Después de una ducha o baño caliente. Esto relaja los músculos, aumenta la circulación y puede hacer que el ejercicio se haga más fácil.

·         Dentro de 1-4 horas después de comer.

 Mantenerse hidratado durante el ejercicio

·         Los niños tienen un pobre sentido de la sed y necesitan que se les recuerde que deben beber durante el ejercicio

·         Las bebidas deportivas: el agua sobre todo con un poco de azúcar, minerales y sabor (Aquarius).

·         No bebidas energéticas! Las bebidas energéticas no son bebidas deportivas. Tienen la cafeína y sustancias químicas y también gas, por lo que es difícil beber lo suficiente para mantenerse hidratado durante el ejercicio. (ej. Red Bull)

·         Jugo de frutas diluido

·         AGUA

 ¿Qué comer después del ejercicio para reabastecer de combustible?

Chocolate con leche, con un plátano.

·         Batido hecho en casa (leche, yogur, fruta, zumo)

·         Cereales.

·         Yogur

 ¿Qué no se debe hacer?

·         No contenga la respiración durante el ejercicio

·         No haga ejercicio durante 3 a 4 horas antes de ir a la cama por la noche. Hacer ejercicio antes de irse a la cama puede hacer que sea difícil conciliar el sueño.

·         No haga ejercicio con el estómago vacío

·         No haga ejercicio si está enfermo

  

 

 

Visitas: 7143